noticias-blog

Martes, 25 Septiembre 2018

El concello exige a la Xunta soterrar la VG-20

20180505

El Concello condiciona el permiso para la ampliación de Navia a que el proyecto -impulsado por la Xunta- incorpore un nuevo instituto público, mejore los accesos, respete las zonas verdes del barrio y sotierre el paso de la VG-20. El alcalde, Abel Caballero, insistió ayer en que la administración municipal solo dará luz verde a las obras si cumplen una serie de "requisitos imprescindibles" relacionados con las conexiones y la dotación de servicios del barrio. Hace dos semanas la Xunta presentó sus planes para completar el PAU de Navia y construir 1.598 nuevas viviendas y 4.662 plazas de aparcamiento.

Caballero volvió a lamentar que la Xunta mantuvo "paralizada ocho años" la ampliación del barrio. "Ahora vienen con mucha prisa, quieren el proyecto muy rápido porque están en elecciones", censuró el alcalde olívico. Aun así enumeró los "requisitos imprescindibles" para que el Concello otorgue su permiso a la actuación. Poco después la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, lamentaba la postura del Consistorio: "El que pierde es el ayuntamiento, los vecinos, los vigueses. Parece contribuir a que no se hagan viviendas en Navia".

La primera exigencia municipal es que se respeten las zonas verdes del barrio. "Ni un solo metro será convertido en asfalto, cemento o aparcamientos", recalcó Caballero, quien puso énfasis también en que no aceptará que se habiliten plazas para el estacionamiento de coches entre edificios. "Queremos un Navia verde porque nos costó mucho trabajo conseguirlo", zanjó.

Otra reclamación del Ayuntamiento es que se dote al barrio de un nuevo instituto público. El alcalde garantizó que la administración municipal pondrá el terreno, pero aclaró que es la Xunta la que "lo tiene que hacer. "Nosotros daremos el suelo porque hay partes de suelo dotacional que tenemos y las donaremos para eso", avanzó.

La exigencia de mayor calado, por su coste, es que se sotierre el tramo de la VG-20 para evitar que parta el barrio y genere contaminación acústica en una zona donde viven cientos de familias. Caballero reclama que se sotierre el tramo del segundo cinturón. "Vamos a exigir a Fomento y la Xunta el cumplimiento de la normativa acústica, lo que significa que haya pantallas vegetales y el soterramiento de la VG-20 a su paso por Navia".

Su petición la apoya en dos argumentos. Uno, evitar el impacto acústico, para lo que reclama también medidas que minimicen el ruido del tráfico. Otra es el "aislamiento" -denuncia- al que condena el trazado de la VG-20 al barrio. "No es admisible el cerco que sufren los vecinos". Caballero reconoce en cualquier caso que "lo que respecta a la VG-20 es del todopoderoso Fomento".

Sin salir del capítulo de infraestructuras, Caballero exigió también accesos a la Avenida de Europa "en condiciones de seguridad" y con "glorietas reguladoras".

El primer edil advirtió sobre la necesidad de controlar la altura de los nuevos inmuebles para evitar que "se conviertan en pantallas que tapan los edificios actuales". Según detalló, el Concello ya ha enviado 5.300 notificaciones a vecinos de Navia para informarles de los planes de la Xunta y tramitará todas las alegaciones que presenten los ciudadanos.

En el caso de que no se cumpliesen sus demandas, el alcalde explicó que el proyecto "tendría que ir a otra figura urbanística". "Dudo mucho que lo hagan contra el Concello y la gente de Navia. Queremos que se haga el proyecto, pero se haga bien", señaló Caballero después de insistir en que las peticiones de Praza do Rei son fruto de una "decisión firme". "No son sugerencias, sino una imposición. No tiene un coste significativo. Es una cuestión de voluntad política y sensibilidad", remarcó.

La titular autonómica de Infraestruturas reconocía ayer su "sorpresa" por los requisitos planteados por el alcalde. "Parece que conoce ahora el proyecto, pero fue aprobado inicialmente por la Gerencia de Urbanismo", argumentó Vázquez, quien explicó además que el soterramiento de la VG-20 no está dentro del ámbito del plan parcial de Navia. Por esa razón, criticó que Caballero "desconoce su propia" planificación. El regidor aseguró que hasta ahora la Junta de Gobierno Local solo recibió el proyecto y dio visto bueno para su exposición "porque estamos obligados".

"Parece que contribuye a que no se hagan las viviendas en Navia cuando ya contribuyó con la anulación del PXOM", comentó Vázquez: "Lamentamos que el alcalde, que debería ser el máximo defensor de la ciudad, actúe en contra de ella". La responsable autonómica recordó que en Vigo hay necesidad de vivienda y que, ante la caída del PXOM de 2008, la ampliación de Navia "es la única posibilidad de desarrollo" del proyecto, que contempla 165 viviendas unifamiliares y 1.433 en bloques.

  • No se han encontrado comentarios

Ultimos anuncios publicados

Próximos eventos

No hay eventos

Colaboran con esta web