noticias-blog

Viernes, 14 Agosto 2020

CONSTRUCUATRO CONFIESA QUE COBRO 3,8 MILLONES EN SOBREPRECIOS.

Los afectados quieren llevar a declarar a 43 vecinos del mismo edificio de Navia y al constructor Telmo Martí­n.
Los dos socios de Construcuatro que declararon en el juzgado de Instrucción número 2 de Vigo hace una semana admitieron que la firma recaudó un total de 3,8 millones de euros en sobreprecios. Ambos justificaron el suplemento en dinero negro para poder financiar la mejora de las calidades en los edificios protegidos cuyo precio es fijo por ley.
Esta confesión se desprende de la documentación que aportaron los implicados al juzgado y a la que tuvo acceso la parte denunciante. De dicha suma, 832.100 euros corresponden al dinero en B que cobró la empresa a los 31 propietarios de la calle Teixugueiras que luego denunciaron las supuestas coacciones y estafas. Estos fueron presionados para entregar en dos dí­as cantidades entre 12.000 y 46.000 euros en dinero negro o de lo contrario perderí­an su opción a comprar un piso que resultaba sustancialmente más barato que en el mercado libre.
Otros 1,2 fueron abonados por 43 residentes del mismo inmueble y que nunca han denunciado, aunque los afectados quieren que la jueza los llame a declarar para certificar el alcance de la supuesta estafa. Hay otros 14 vecinos que no tuvieron que pagar dinero en B; la mayorí­a porque son primeros pisos y otros, según los denunciantes, gracias a sus lazos de amistad con los implicados.
Otros 1,8 millones fueron cobrados a candidatos que están en lista de espera para comprar otros pisos protegidos y cuya ubicación no ha trascendido.
Cumplir con Hacienda
La estrategia de confesar todo el dinero cobrado en B tiene su lógica legal. Prueba de ello es que Construcuatro presentó una declaración complementaria a Hacienda para evitar incurrir en un delito fiscal y reducir el castigo a una multa o recargo. Con este fin, el 22 de junio del 2007, varios meses después de tener noticia de que los vecinos les habí­an denunciado, Construcuatro presentó al fisco una declaración complementaria correspondiente al 2006 en la que admití­a que habí­a cobrado 1,55 millones de euros de más en el edificio de Navia y otros 2,27 millones en otras promociones. En compensación, pagaron un recargo por su retraso en cumplir con Hacienda.
La jueza de Instrucción 2 está a la espera de que la Agencia Tributaria le entregue un informe pericial sobre las cuentas fiscales de Construcuatro.
Los afectados también piden que declare el empresario Telmo Martí­n, tercer socio del consejo de administración de la firma.
  • No se han encontrado comentarios

Ultimos anuncios publicados

Próximos eventos

No hay eventos

Colaboran con esta web